Skip to main content
Artistas

Danza la sombra de la negra Isidora

Desde que los primeros antillanos llegaron a la región, se celebró el carnaval a la manera antillana. Hace 60 años, cada aldea tenía sus propias comparsas. En ocasiones se produjeron encuentros violentos entre los grupos, pero la rivalidad se expresaba mejor en cantos satíricos, interpretados, en aquella época en patois francés e inglés, al toque de calypso.

Debido a la recesión en los años 40, la disminución de la población antillana de El Callao y la desaparición de algunos caseríos mineros, el carnaval cayó en decadencia, pero gracias a los esfuerzos de algunas personas, como Isidora Agnew (la famosa «Negra Isidora»» fallecida en 1987), la fiesta tomó mayor impulso otra vez en los años 50. Hoy en día, ya no es solamente la fiesta de los antillanos, sino de todos los habitantes del pueblo, aunque los dirigentes de las comparsas son todavía antillanos. Debido a su difusión en televisión y al mejoramiento de las carreteras, cada año llegan más turistas para participar en eventos folklóricos en Ciudad Bolívar y Caracas. El gobierno ofrece fondos para los disfraces y otros gastos de las comparsas.

Así el carnaval se está comercializando, pero no ha perdido todavía su espontaneidad. Para la realización de las comparsas cada grupo es organizado como un club social. La más antigua y de fama nacional se llama “Amigos del Calypso» que estuvo bajo el mando de la Negra Isidora hasta su muerte. Sus dirigentes actuales son antillanos. El segundo grupo “Brisas del Yuruari» fue fundado por Gago Wallace en 1964, pero desapareció en 1980. “La Nueva Onda”, bajo el mando de los hermanos Clark, tiene muchos miembros jóvenes. En 1980 otros jóvenes fundaron “La Renovación». A veces se forman otros grupos espontáneamente, como los “Juve Boys», que aparecen en las calles el lunes en la mañana.

En Trinidad «Juve» quiere decir “Jour Ouvert» (el día de la apertura del Carnaval). «La Agricultura” es un grupo de bailadores sin disfraces, que llevan flores y ramos en sus brazos y bailan el lunes por la mañana. Los “Dormilones» son bailadores en pijama, que a veces aparecen en las calles el lunes en la mañana y luego se bañan en el río antes de volver a su casa. Los “Mediopinto” son jóvenes que se pintan el cuerpo con hollín y llevan ropa vieja y sucia. Se acercan a los turistas, gritando «medio o pinto». Si no reciben un regalo, untan la cara de la persona con hollín. Hay comparsas de niños, que salen el lunes por la tarde, imitando a los bailadores adultos, cantan calypsos y caricaturizan a los borrachos. Los grupos tradicionales bailan en las calles de El Callao desde el sábado en la tarde hasta el martes (Mardi Gras) después de la medianoche. El domingo y el lunes llevan los disfraces del año anterior y sólo salen con los nuevos en la tarde del martes. El comité del carnaval otorga un premio al mejor grupo.

 

Texto extraído de la Revista Bigott #22, editada por Fundación Bigott.