Skip to main content
Tradiciones venezolanas

El Akaatompo, una celebración Kariña

Los kariña son una de las etnias de lengua caribe que habitan en Venezuela desde tiempos inmemoriales. Como casi todas nuestras sociedades indígenas, disminuyó su número de integrantes a lo largo del proceso histórico desde el periodo de Conquista y Colonización, o se integró a la población criolla, olvidando su idioma original y tradiciones.

Practican la agricultura de conucos, la caza y la pesca. Entre las mujeres hay excelentes tejedoras de chinchorros, especialmente en fibra de moriche. La vecindad con las poblaciones criollas ha favorecido la asimilación de rasgos culturales al modo occidental. Sin embargo, en ocasiones especiales, puede observarse el sólido arraigo a sus tradiciones, como se evidencia en la conmemoración del Akaatompo, que se adaptó desde hace largo tiempo a la fecha en que la Iglesia católica rememora el Día de los Fieles Difuntos.

Las ceremonias dedicadas a los difuntos son universales y presentan características diferentes en cada cultura. El Akaatompo es un ritual o serie de acciones prescritas y precisas, que tiene un propósito: celebrar el regreso o visita a la comunidad de los espíritus de personas con quienes han tenido lazos familiares o de amistad, y recordar su vida. Este esperado suceso es motivo de júbilo. El reencuentro con estos espíritus familiares, según la creencia de los kariña, permite expresar en todos los aspectos del ritual, manifestaciones de afecto y alegría que comparten emocionados.

Estos rituales en homenaje a los difuntos son celebrados de modo peculiar por la comunidad kariña durante los días primero y dos de noviembre, fechas que la Iglesia católica consagra a Todos los Santos y a la memoria de los Fieles Difuntos, respectivamente. Existe la creencia que, los primeros días de noviembre, los añaatos-miembros de la comunidad fallecidos visitan a sus familiares y amigos, razón por la cual son recibidos con un homenaje que incluye música, danzas y cantos, en el cual se exaltan los atributos que ellos tuvieron en vida. Se intenta complacer sus gustos por determinados alimentos, entre los cuales podemos mencionar sancochos, carne en pisillo, yuca, arepas, casabe y plátanos, que se comparten con los presentes; también se brinda con ron, caña o carato de yuca fermentada o kashiiri. Los cantos se realizan en lengua kariña.

Ese día, en el cementerio, limpian las tumbas, las despojan de malezas y las arreglan con esmero, pues parte de los rituales se realizan allí, ante aquellas que están señaladas con el símbolo de la cruz, donde se colocan ofrendas florales y encienden velas en cada una. Algunos deudos van vestidos con indumentaria característica de la etnia: los hombres con una especie de falda de algodón azul marino, y las mujeres con amplios y coloridos trajes; los demás usan atuendo común.

Como en otras expresiones tradicionales de la cultura popular venezolana, en los rituales del Akaatompo se da una reinterpretación de conceptos y valores, en los que se funden rasgos de origen indígena con los de procedencia europea, impuestos durante el período colonial.

Texto extraído del desplegable Venezuela Visual, editado por Fundación Bigott.