Cultura popular

Carpintería indígena

En el mundo prehispánico, el trabajo con madera implicó una amplia observación de las peculiaridades de los árboles de bosques, selvas y montañas de nuestro territorio. Su corte, secado, realizado de acuerdo a un complejo andamiaje de signos, y el conocimiento secreto de las plantas, respetaba el misterioso paso de las crecientes y menguantes lunares.

carpinteria indigena2La difícil sobrevivencia de la madera en climas tropicales no nos permitió un legado de objetos arqueológicos fabricados con este material. Sin embargo, cronistas y viajeros de Indias señalan que las maderas fueron ampliamente utilizadas en la construcción de casas, y la fabricación de herramientas y utensilios destinados a la agricultura, artesanía, navegación, además de objetos sagrados.

Luego de la llegada de los conquistadores al mundo indígena, se fueron sumando creencias y prácticas de la religión católica y de los cultos africanos, incorporándose nuevas formas, signos, conceptos y procedimientos técnicos al oficio carpintero.

En casi todos los pablados indígenas de nuestro país se usa la madera para la fabricación de objetos necesarios para la sobrevivencia, tales como cerbatanas, arcos, flechas, dardos y carcajes. Dentro de este oficio hay comunidades que se distinguen por el tipo y calidad de los objetos que producen. Tal es el caso de los Ye´kuana, pueblo de navegantes y constructores de curiaras y canaletes.

Entre los muchos objetos del ajuar doméstico indígena asociados al procesamiento de la yuca amarga, están los singulares ralladores, que fueron un producto de gran distribución comercial, principalmente en algunas comunidades indígenas del sur de Venezuela.

Los bancos tallados en madera fueron para algunas culturas indígenas un signo de rango y sabiduría. Se los consideraba, a la par de las maracas y los bastones sonajeros, como una de las herramientas más importantes del poder chamánico. Fabricados como asientos jerárquicos en la conmemoración de eventos religiosos, eran luego destruidos junto a otros objetos que conformaban el ajuar funerario.

indigena maderaEstos asientos solían tener formas cóncavas y ovaladas, representando a veces animales de la fauna sagrada. Con el pasar del tiempo, se han convertido en objetos comerciales y su forma ha variado, así mismo sus dimensiones y función que pasó de ser religioso a decorativo tradicional.

Igual suerte han corrido las antiguas armas sagradas y los bastones sonajeros tallados de madera, que distinguían el rango de su portador, marcando el paso de las danzas rituales, pues han sido absorbidos por el comercio artesanal se souvenirs.

Con el mismo propósito, la artesanía es una estrategia de sobrevivencia para muchos indígenas que aún conservan prácticas y creencias ancestrales.